Seguidores

jueves, 16 de diciembre de 2010

Garúa miserable

Hoy fui a la playa
fui sola y
como aún no es verano
no había gente.

El mar estaba bravo,
al romper las olas,
me salpicaba una garúa menuda
y miserable.

La garúa me empapaba con pellizcos
de la suma de todos mis miedos,
y me congelaba.

Luego desde el lejano camino seguro
y ante la inmensidad del mar
aunque la garúa continua
mi temor ha comprendido
que era nada.

que era nada...

2 comentarios:

Ursula dijo...

me hubieses llevado (:

Gaviota dijo...

tuvimos unos dias raros esta semana pero igual siempre es bonito salir y despejarse, amo el mar!! aunq esté nublado.

... escribo porque en la fantástica internet se puede ser lo se quiere, hasta uno mismo.