Seguidores

viernes, 28 de enero de 2011

Diálogos familiares.

Diálogo 1
Yo: "Mamá voy a salir... tal vez vaya al cine, llegaré un poco tarde :)"

Mamá: "Mhhm... no llegues muy tarde ¬¬! Ya sabes como es tu papá. Oye! oye! ¿hombre o mujer?

Yo:  "Ay, mamá. ¡No seas sapa!" (risas) - "Cuando vuelva te cuento..."

Diálogo 2
Yo: Mamá, voy al Down Town (Disco de ambiente), un rato, es la despedida de ... (aquí el nombre de un amigo) y luego a la fiesta de la Universidad.

Mamá: ¡Ay! ¿ya se va tu amiguito? Llévale un pedazo de keke ( mientras corre a cortar una tajada del keke hecho en casa)

Yo: NO NO NO!, mamá, es solo su despedida de amigos, irá a la universidad un par de días, ahí le llevo, además está prohibido entrar a la disco con comida, peeeeeeeeeeeeeeeeé.

Mamá: Bueno, pero le llevas, el lunes.

Yo: Yaaa, le llevo u.u'

Mamá: Oye, Lavi, es bonita esa discoteka, me dices, ¿no?.

Yo: Bueno... la música es chévere, tienes dos ambientes (...), de gente hay de todo en verdad

Mamá: Ponen canciones de esa gringa... ¿Cómo se llama?

Yo: ¿Las de Gwen Stefani?...Sí, a veces. Pero más ponen de Rafaela Carra, ella si es de tu época (risas).

Mamá: Llévame un día pues, para conocer, tu puedes estar con tus amigos por un lado y yo con tu papá podemos tomar algo por alguno de los ambientes. Me da curiosidad tanto que hablan de ese lugar; un rato no más.

Yo: ... (no salgo de mi asombro)
Yo: proceso la información y le digo - "ya pues, si quieres" :)

Mamá: "Mira ah, no te olvides después"- .

Yo: *-*!
Mamá: "Ya ya, vete ya"

Epílogo

En los días en que todo acababa con D, no encontraba entre parques, cafés y telos, un espacio completamente adecuado para hablar con tranquilidad. Entonces le dije a mamá, y a toda la familia, que la traería porque quería hablar con ella, en privado, y que la iba a traer al rincón de la casa que por ese día reclamaba como enteramente mío: a mi cuarto.

El día fijado, llegué con D, y en la entrada no hubo nadie. Mi hermano mayor molestó, salió (ni a él le dejaban hacer eso); mi hermana tampoco estaba; mi papá anunciaba su presencia arreglando algo bulliciosamente, mi mamá también se había esfumado... Hasta que a cierta hora de la tarde, tocan la puerta de mi cuarto, yo me asusto interrumpo alguna pregunta-explicación, pregunto quién es y, escucho un "yoo!" con la voz de mamá; escucho su voz, me alarmo más, me limpio los lagrimosos ojos, respiro hondo, abro la puerta. Era ella, mi mamá, en las manos traía una jarra con limonada y dos vasos "para la señorita", me dice, me entrega la jarra, los vasos, y se va. 

Ese día todo terminó con D, y en medio de mi desconsuelo, cada uno de los miembros de esta loca pero hermosa familia me dio un consejo, de amor. 







7 comentarios:

hayward dijo...

Así pasa siempre...nuestra familia está...a su manera...pero están. Y lo más valioso es que a travez de las lagrimas, uno puede sentir su presencia.´Besote desde argentina!

Anne Bonny dijo...

Aww me gustó mucho tu entrada, fue como cuando mi mamá no podía ver a mi ex ni en pintura, yo obvio lo negaba y cuando terminamos y me veía llorando todos los días me abrazó y por fin le dije que habíamos tenido una relación, pero todo había acabado.

Gaviota dijo...

aaaasu que bonita familia!!! yo tb quiero =')

n.n dijo...

asi es, nos demuestran su cariño a 'su' manera..

saludos (:

Clo dijo...

es inevitable. las cosas cambian. pero aún en un rompimiento de pareja, los desafíos definen lo que somos. no son buenos ni malos, simplemente eso, desafíos.

un muy fuerte abrazo para vos.

Angelita dijo...

A veces los padres no saben como actuar en esas situaciones pero se les sale el instinto maternal y eso es lo mas importante, valoralo siempre...!

Daniella dijo...

m la como!!!!! puxa yo kiero una asi, tienes uan mama recontra xvr.... y tu familia d lo mejor, valorala, bsos dsd Piura!!!

... escribo porque en la fantástica internet se puede ser lo se quiere, hasta uno mismo.