Seguidores

miércoles, 19 de enero de 2011

Buena Onda

Tengo trabajo oficial en un edificio del centro financiero de la ciudad. Y sobre eso hay dos cosas:

Lo bueno
1.- Me van a pagar (Oh yeahhhh.... por fiiiin plata propia, dejaré de ser la sanguijuela de la casa)
2.- El tema es mi tema. Yo estudio para lo que haré, aunque sé, es una piedra. Me siento poderosa jajaja, por decirlo de una manera.
3.- Quiero aprender y sacar todo el know how que pueda. PD: Quiero plata.

Lo no tan bueno
3.- Es lejos de mi casa.
4.- Debo usar ropa formal. 
5.- Debo recordar cursos que pasé renegando.

Lo malo
Se alejan momentáneamente ciertos anhelos literarios. Se aplazan indefinidamente.

Saborcito agridulce, que continuará hasta que re-ordene las metas y valores que me mueven.




2 comentarios:

Gaviota dijo...

nada es perfecto jajaja
exitos en la nueva chamba!

=)

Incomprendida dijo...

Bienvenida al mundo real, también trabajo por el centro financiero..

... escribo porque en la fantástica internet se puede ser lo se quiere, hasta uno mismo.